Ulla y Turia

Historia

Formaron parte de una cuadrilla de dragaminas con 44 m de eslora y 8 m de manga, denominados tipo “Nalón”, entregados a España por la marina americana. Estaban construidos enteramente en madera con los elementos magnéticos instalados a bordo reducidos al mínimo, en un intento de reducir lo más posible la huella magnética de las unidades. Los motores estaban construidos en acero inoxidable y aleaciones amagnéticas. Presentaban un castillo que llega casi hasta media eslora, con las anclas alojadas en el extremo de proa de modo que no resulten visibles al exterior.

También fueron usados como patrullero de vigilancia desde los 80 antes de ser dado de baja en la Armada española el 15 de mayo de 1993. Finalmente fueron hundidos intencionadamente por la Marina el 02 de agosto de 1999 estos dos dragaminas para crear un arrecife artificial.

La inmersión

Están situados frente a las costas de La Manga a una profundidad entre 27 y 33 metros entre la Reserva de Cabo de Palos y la Isla Grosa. Por desgracia, el paso del tiempo ha podrido la madera y los fuertes temporales han hecho que el Turia este prácticamente desaparecido y el Ulla se encuentre partido en dos.

Para bucear aquí:
Por tu salud y seguridad, es importante que hagas esta inmersión sin estar cansado o en mala forma física. Es obligatorio el uso de ordenador de buceo propio. Se recomienda guantes, foco y cuchillo. Es imprescindible experiencia demostrada en inmersiones sin fondeo para la realización de paradas de seguridad sin cabo y sin referencias fijas.

Titulación: Buceador Avanzado Experimentado, recomendable TEC45

Ir arriba